Cama para perro

Cómo elegir la mejor cama para mi perro

¡No hay mejor regalo para nuestras mascotas que un buen descanso!

Pero para poder hacer una buena elección debes saber, ante todo, qué es lo que estás buscando, y eso se consigue respondiendo las siguientes preguntas: ¿Qué raza de perro es? ¿Grande, pequeña, con mucho pelaje y largo o por el contrario corto? ¿Es cachorro o ya tiene sus años? ¿Tiene dolores en sus articulaciones o alguna enfermedad?  También es importante tener en cuenta el carácter de tu perro, ¿es juguetón o dormilón? ¿Es friolero? Una vez que tengas bien claro las respuestas a estas preguntas estarás preparad@ para poder escoger la cama que mejor le venga a tu mascota. Vamos a ver cada punto por separado para elegir siempre lo mejor para nuestros amigos peludos.

Tened en cuenta SUs necesidades especiales:

Por suerte en el mercado existen camas o colchones pensados especialmente para ayudar a que tu mascota tenga el mejor descanso aún si tiene alguna dolencia o necesidad en particular. Por ejemplo están las camas para perros ortopédicas, fabricadas con espuma con “memoria” para cuidar de sus caderas o cualquier otra articulación.  Si tu mascota padece de alguna alergia, encontrarás las camas hipoalérgicas creadas especialmente para esta clase de problemas. ¿Tu perro tiene mucho pelo y sufre por el calor? Para este caso existen por ejemplo las de mimbre que al ser de un material natural y tener una estructura aireada son una gran aliada a la hora de que esté más fresco.

camas-para-perros

También debéis tener en cuenta su tamaño:

Tanto los cachorros como los perros de razas pequeñas necesitan sentir protección, resguardo y seguridad. Así que qué mejor que una cama acorde a su tamaño, que además sea de una textura suave donde puedan descansar tranquilos, abrigaditos y a su gusto. Las cestas son ideales para este tipo de mascotas ya que pueden entrar en ellas de forma fácil. También están las cuevitas que son una solución estupenda para hacerles sentir seguro, protegido y muy calentitos en invierno.

A los perros de razas grandes no podemos dejarlos de lado, en mi experiencia cuidando perros grandes los he podido ver de 2 clases: los que prefieren la cama del pequeño y los que prefieren el sofá, así que, para los primeros lo mejor siempre es elegir una de forma redonda que recoja su cuerpo y les haga sentir protegidos y seguros pero que sea adecuada a su tamaño; a los segundos, sin embargo, será mucho mejor una cama rectangular, de hecho, en la página que os recomiendo al final os ponen las claves para encontrar la mejor medida, en resumen debe medir entre 5 y 10 cm de más que su longitud, y la longitud se mide desde el hocico hasta el principio de la cola.

¿Tradicionales o de diseño?

Ya se sabe que nuestros perros se arreglan con tener simplemente cualquier lugar donde dormir, pero nosotros queremos darle lo mejor a nuestro mejor amigo de cuatro patas.  Así que escogeremos la cama para perros, de acuerdo a lo que ellos necesiten y a nuestro gusto también. Si tú eres práctico/a y minimalista, encontrarás en el mercado colchones y camas simples, pero siempre muy confortables. En cambio, si eres vanguardista, podrás encontrar desde casetas decoradas, de los materiales que te imagines, hasta sofás, todos ellos de último diseño.

Ahora sí, creo que con toda esta información ya estáis listos para regalar a vuestra mascota el mejor descanso y lograr que disfrute de los mejores sueños… :)

Mi recomendación, para encontrar todo lo que vuestras mascotas necesitan, es esta divertida web, ¡me encantan sus fotos! Perroverdeygatonegro.com