transformacion-digital-cesta

La transformación digital llega a las cestas de Navidad

Llega la Navidad y con ella las tradicionales cestas que muchas empresas regalan a sus empleados así como a los clientes y proveedores más importantes. Y la transformación digital también ha llegado a este ámbito, por lo que muchos negocios que se dedican a la venta de estos productos han apostado por la tienda online.

Aunque todavía parece que nos cuesta un poco comprar este tipo de productos por Internet, cada vez es más habitual y por eso la apertura de tiendas online proliferan. Un ejemplo de pioneros en este campo fue la transformación digital de Sandival en las cestas de Navidad convirtiéndose en una de las primeras empresas en ofrecer cestas online.

Más posibilidades de elección

La compra online ofrece más posibilidades de elección porque no hay que limitarse a comprar las cestas en los locales de la ciudad, sino que se puede elegir cualquier empresa especializada a nivel nacional. Muchas de estas empresas ofrecen gastos de envío gratuitos con un pedido mínimo que, teniendo en cuenta el tipo de producto que se está comprando, es muy fácil superar.

Para las empresas que se dedican a las cestas de Navidad y productos gourmet, poder vender por Internet ha supuesto una verdadera liberación ya que no se ven obligadas a mantener un local o a abrir exclusivamente en grandes ciudades donde pueden tener un amplio número de clientes.

Ahora, independientemente de dónde tengan el negocio pueden vender a toda España y el ahorro en gastos de alquiler de locales y personal es más que evidente. Esto permite también que puedan vender más barato y competir mejor en los nuevos mundos cibernéticos.

Las mismas garantías

Para el que compra online las garantías son exactamente las mismas que comprando en una tienda física. Hay una factura de por medio y si algo saliera mal se puede reclamar con total libertad. La calidad de los productos también está garantizada ya que en muchos casos son de marcas muy conocidas.

Además, está la comodidad de no tener que acudir a ningún sitio para adquirir las cestas, sino que estas llegarán al lugar previsto, ya sea la sede de la empresa ya sea la dirección de la persona a la que se le quiere enviar, sin tener que molestarse por nada y siempre en los plazos previstos. Se ahorra no solo dinero, también se está economizando tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *